La historia de Cezi: perseguida por la gracia de Dios

La historia de Cezi: perseguida por la gracia de Dios

by
Sarah Norris para la Iglesia del Nazareno Eurasia
| 16 Nov 2023
Image
Cezarina ES
Caption

Cezarina Glendenning aparece bajo la terraza donde solía escribir cartas a Dios.

Cuando era niña en Albania, la pastora Cezarina "Cezi" Glendenning escribía cartas a Dios, escribía sus preguntas y colocaba los papeles doblados en su terraza, creyendo que Dios las tomaría.

"Una vez, hubo una tormenta", recuerda Glendenning riendo. "La tormenta se llevó una escalera de nuestra terraza; ¡y pensé que Dios se la había llevado!"

La sincera correspondencia reveló lo que ella ansiaba: una relación con Dios."Si Él era real", recuerda Glendenning preguntándose, "¿cómo puedo llegar a Él?"

Glendenning aprendió pronto en casa a buscar la verdad, hacer preguntas y pensar por sí misma. Cuando sucumbió el comunismo, tuvo la oportunidad de explorar sus preguntas sobre Dios. Su madre y su padre procedían de diferentes confesiones religiosas; y ella siguió a su padre a su casa de adoración.

"Fue una oportunidad para conocer a Dios", recuerda Glendenning. "Me aprendía todas las oraciones, leía libros... Simplemente, me enamoré de Dios".

Ella se convirtió a la religión de su padre; y comenzó el proceso de estudiar en una escuela religiosa cuando, de repente, inesperadamente, él murió. Glendenning estaba totalmente devastada. La muerte de su padre la sumió en una crisis.

"Su muerte me produjo una crisis de identidad", afirma Glendenning. Acudió a sus líderes religiosos en busca de respuestas ante la tragedia de su familia; pero fue reprendida.

"Dijeron: ‘No cuestiones a Dios. Estaba escrito en su destino’", recordó Glendenning.

Frustrada y silenciada, Glendenning, que entonces tenía 13 años, no podía entender una fe que privaba a las personas del libre albedrío y de la capacidad de hacer preguntas a Dios. Así que se marchó.

Tras el fallecimiento de su padre, se enfrentó a nuevas pérdidas cuando su familia se trasladó al otro lado del país; y ellos, como muchos albaneses en aquella época, se enfrentaron a la inestabilidad económica y gubernamental. El comportamiento de Glendenning decayó rápidamente. Empezó a pelearse en el colegio; y su madre recibía regularmente llamadas sobre su conducta. En casa, dice que era difícil estar con ella. Pero Dios tenía un plan.

En esa misma época, otros dos alumnos se hicieron amigos de Glendenning en la escuela. Fueron amables y pacientes con la adolescente herida. Ellos también seguían a Jesús.

"Yo debatiría con ellos", dijo Glendenning. "Pero su amabilidad y paciencia hacia mí me impactaron".

Con el tiempo, sus nuevos amigos la invitaron a su iglesia. Ella vio la oportunidad como un reto.

"Voy a ir a su iglesia y demostrarles que están equivocados", recuerda que pensó Glendenning. Pero cuando ella fue, le encantó.

Ese invierno, un profesor de inglés canadiense llegó a la escuela de Cezi. Él también amaba a Jesús. Preguntó a Cezi si le ayudaría a repartir folletos de su iglesia; y Cezi dijo que sí, pero explicó que no creía en el cristianismo.

"Aquí estoy, ayudando a plantar una iglesia antes de ser cristiana", se rió Glendenning.

Ella repartió cientos de papeles por su barrio en pleno frío, guardándose uno para sí misma. Cuando Cezi regresó a casa, su madre encendió unas velas alrededor de su hogar a oscuras. El gobierno de Albania se estaba desmoronando; los actos de violencia proliferaban; y la familia de Glendenning disponía de electricidad durante aproximadamente una hora al día. En este momento de incertidumbre, el trauma de Cezi la alcanzó.

"Estaba sentada en la sala de estar; y, simplemente, me golpeó", recuerda Glendenning. "Una avalancha de emociones, un ataque de pánico. Yo no podía respirar. Simplemente, empecé a sollozar".

Tomó el folleto que había traído a casa; y leyó sobre cómo invitar a Dios a entrar en su corazón y en su vida. Cezi se puso de rodillas. Recuerda haber orado: "Dios, no sé si el cristianismo es el camino correcto; pero me gustaría empezar de nuevo".

Ella confesó sus pecados a Dios, y oró por su salvación.
Este fragmento pertenece a un artículo publicado originalmente en el sitio web de la Región Eurasia. Para leer la historia completa de Cezi, haga clic aquí.

Comments

Recientes

Image
Shane Lima

ENC anuncia nuevo pastor de la Universidad y…

21 Feb 2024
Go to content
Image
Asia-Pacific Thumbnail

La Iglesia coreana prosigue su relación con…

21 Feb 2024
Go to content
Image
DS Ivory Coast

El Distrito Costa de Marfil Sur elige e…

21 Feb 2024
Go to content
Image
JFHP

Socios de la Cosecha de la Película JESÚS…

15 Feb 2024
Go to content

Más Popular

Image
Hugh Smith

Recordando a Hugh Smith

08 Feb 2024
Go to content

Newsletter